Ayurveda y tu constitución personal

irene cimino ayurveda nutricion consulta ayurveda

El Ayurveda, o la Sabiduría de la Vida (Ayus-vida) y (Veda-sabiduría) es el sistema medico más antiguo conocido, originado en el valle del Indus (India) hace más de 5.000 años.

Según el Ayurveda, todo lo que existe está formado de cinco elementos: espacio, aire, fuego, agua y tierra. Cada uno de nosotros y todo lo que nos rodea ha nacido o sido creado con nuestra combinación única de estos elementos, lo que determina nuestro prakruti o constitución personal.

Estos cinco elementos (bhuthas) son conocidos como Mahabhuthas (grandes elementos) porque como hemos dicho antes, de su combinación en diferentes proporciones deriva todo lo que es.

Las personas, y todo lo que existe, nos agrupamos en tres categorías o doshas, dependiendo de cuáles son los elementos predominantes,

VATA: aire + espacio

PITTA: fuego + agua

KAPHA: agua + tierra

aunque todos los elementos están presenten en nosotros, lo más corriente es tener un dosha principal y otro secundario, y a veces nos encontramos con personas en las que la proporción de elementos está tan equilibrada que las llamamos tridosha.

En general, las personas VATA, influenciadas principalmente por el aire y el espacio, son impredecibles, de gustos cambiantes y movimientos rápidos, digestión irregular, piel seca, creativas y con mil proyectos a la vez.

Las personas PITTA son intensas como el elemento fuego que las domina y les gustan las cosas bien hechas, son líderes, apasionadas, a veces agresivas. Tienen un buen metabolismo aunque puedan sufrir de acidez e indigestión, y su piel es fina y sensible.

Las personas KAPHA son fuertes y estables como el elemento tierra, dulces, relajadas, con tendencia al sobrepeso y a la retención de líquidos, de ojos grandes y bonitos, con un pelo fuerte y brillante y la piel de tendencia grasa. Generalmente disfrutan de un buen sistema inmunológico.

Además de la constitución física (prakruti) tenemos una constituición mental (manas prakruti) y ésta se deriva de los tres grandes atributos ó maha gunas, que son los mismos tres atributos que empujaron a la Madre Universal ó Shakti a desear la creación de la existencia según la filosofía Samkhya, sobre la que se basan el Yoga y el Ayurveda:

SATTVAS es el principio de la inteligencia, la luz, la verdad y la pureza absoluta.

RAJAS es el principio del movimiento, el cambio y la transformación.

TAMAS es el principio de la inercia, la confusión, la pesadez y la oscuridad.

Entonces, debemos tener en cuenta que además de ser Vata/Pitta/Kapha tenemos estados mentales que pueden ser sattvicos, rajásicos o tamásicos.  

Como la verdad de la vida es el cambio, nuestro prakuti y estado mental varían según las estaciones, los pensamientos, la dieta, el estilo de vida… y para equilibrarlos nos basamos en el principio máximo del Ayurveda, Samanya Vishesha (los iguales se aumentan y los opuestos se disminuyen).

Aquí os dejo con estos conceptos básicos del Ayurveda para que os familiaricéis con ellos pues los voy a continuar mencionando en próximos artículos.

lokah samastah sukhino bhavantu                                                                                                                           

  que todos los seres sean felices y tengan paz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *