Dinacharya, tu rutina Ayurveda diaria

Swasthavritha es la rama del Ayurveda encargada de regular nuestros hábitos y rutinas para mantener un buen estado de salud. Como la existencia es variable y dinámica, las rutinas diarias (dinacharya) y estacionales (rithucharya) nos harmonizan con el entorno. Vayu, el elemento aire, el principio del movimiento, es el que desestabiliza los doshas y crea desequilibrios. Para contrarrestarlo es importante mantener una rutina diaria que nos compense y mantenga enraizados.

La mejor hora para empezar el día es la hora de Brahma (Brahma Muhurta), una hora y media antes de la salida del sol. En este momento es cuando la energía de sattvas se manifiesta con más fuerza en la atmósfera. Es el momento perfecto para meditar, rezar, practicar yoga, proyectar intenciones… Seguro que habréis notado toda esta energía cuando estáis cerca de la naturaleza. Es una hora mágica!

Lo ideal al despertar es eliminar heces y orina, aunque no siempre sea tarea fácil.  Crear este hábito puede requerir tiempo, pero seguro que con un poco de paciencia y una buena alimentación lo conseguiremos.

Seguidamente raspamos la lengua (jihwalekhana) con un raspalenguas (tradicionalmente de cobre) o con una cuchara sopera. Raspamos desde la parte posterior de la lengua hacia adelante para arrastras las toxinas hacia fuera. Estas se pueden ver sobre la lengua en forma de una película blanca o marrón.

Después viene el cepillado de los dientes (dantadhavana). Por suerte hay varios productos en el mercado que son bastante naturales y que no contienen flúor. También podemos hacer un dentífrico natural con albahaca, salvia, menta, clavo, canela y espirulina en polvo con sal negra, todo bien mezclado a partes iguales.

En Ayurveda es importante el enjuagado de la boca (kabala) con aceite de sésamo durante unos 15 minutos para prevenir las caries y reforzar los dientes y la voz. Si existiese alguna infección nos enjugaríamos con una infusión tibia de tomillo, o de cúrcuma con sal.

Le sigue el lavado de ojos (netradhavana) con agua de rosas hecha en casa usando pétalos de rosas orgánicos. Si tenemos alguna inflamación o alergias podemos lavarlos con un poquito de agua de Eufrasia o tomillo.

El mantenimiento de las fosas nasales también es importante, así que lo siguiente es introducir 2-3 gotas de aceite de sésamo tibio en cada fosa nasal (nasya). Nos ayudará a movilizar las mucosidades alojadas en los senos nasales, y además alivia la tensión cervical, refuerza el sentido del gusto y previene el pelo blanco prematuro.

Antes de la ducha, Ayurveda recomienda que nos demos un pequeño auto masaje, incluyendo la cabeza, con aceite tibio. En invierno el aceite será de sésamo y en verano de coco, que es refrescante. Los dejamos unos 15 minutos y luego nos duchamos (snana). Podemos utilizar un jabón natural o harina de garbanzos o soja verde para absorber el aceite y alimentar la piel.

Por fin hemos llegado a la hora del desayuno (ahara), que será ligero, untuoso y cálido en un ambiente tranquilo. Lo ideal, unos cereales calientes con frutos secos y una compota de fruta cocinados con cariño.

Que tengáis un buen día!

lokah samastah sukhino bhavantu                                                                                                                            

que todos los seres sean felices y tengan paz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *